lunes

Amor en la calle...

No debemos ser los hombres occidentales como aquellos que habitan en los países árabes, para quienes las mujeres son una cosa que está infinitamente por debajo de ellos. Camina a su lado, cuando estén por la calle colócate hacia el lado que da hacia el tránsito automotor y ella más a resguardo hacia la pared.

Sí subes al transporte público con una dama, ella ha de subir primero con tu ayuda y vigilancia. Al bajar, ha de ir el hombre de primero, tanto para cancelar el importe del pasaje, como para recibir a su dama con la mano, de manera delicada pero segura, recuerda que son escalones y sitio en movimiento.

1 comentario:

  1. Qué chévere, buenos consejos para los jóvenes y no tan jóvenes que creyeron que la liberación femenina era que las mujeres dejaban de ser damas. Felicitaciones

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...