martes

La Amistad (carta de una joven española)


La vida nos pone en situaciones duras, unos más que a otros. Y esas pruebas siempre deben ser superadas con éxito Miriam es ejemplo de ello. Agradezco mucho sus palabras para con quien suscribe.

Al  escribir sobre la amistad he de resaltar que hay un antes y un después en todo este tema, pero lo que siempre he de tener en cuenta es que las chicas que me sacaron las castañas del fuego (mis autenticas amigas), las que me han apoyado en lo bueno y en lo malo, sepan que me refiero a ELLAS).

Desde que se agravó la Ataxia, reconozco que mi “seriedad” aumentó y ello conllevó a ser más selectiva a la hora de elegir a la gente que me rodea, y no permitir a “la gente que te encuentras de paso por la vida” que se mezcle con mi círculo de amistad. He de aclarar que para nada soy una persona borde o antipática, ¡ni mucho menos!

Antes he hecho una referencia a “cuando comenzó a dar caña la Ataxia”. Bien, en esos momentos me di cuenta de quienes son los amigos de verdad. Antes de la silla de ruedas era una chiquilla que estaba, literalmente, enterrada en amigos, nunca pensé que me podía dar la vida giros de tal calibre, y por lo tanto confiaba ciegamente en todos ellos.

Pero me atacó la Ataxia. Algunos directamente se esfumaron. Quedaron l@s que, de toda la vida, habían estado conmigo y me conocían de pequeña. Recuerdo que, por aquel entonces, estaba en el instituto.

Siempre he sido una persona bastante reflexiva, ¡pero llegar a ser introvertida!. Menos mal que se cruzaron dos ángeles maravillosos en mi vida (el tercero llegaría más tarde) que, poco a poco, me devolvieron las ganas de volver a vivir, ilusionarme, mirar al futuro y ¡hasta ligar!. Incluso me alentaron y ayudaron a seguir estudiando y labrarme mi propio futuro.

Tampoco puedo olvidarme de esa “tercera persona” que me apoyó y ayudó en esos duros momentos. Mi fiel amiga que, gracias a ella y a su súper ´híper mega Polo verde ¡joder las historias que hemos vivido! Ha sido mi paño de lágrimas en  todos los ámbitos, incluso en el terreno sentimental, con ella también he reído hasta reventar, nos hemos metido entre pecho y espalda unas noches de juerga apoteósicas, y si sigo, El Quijote de Cervantes se quedaría en cuatro párrafos y medio. Sólo espero haber sabido corresponderles bien tanto en el apoyo personal como a nivel de amistad.

Por último (y por ello no el peor) cabe mencionar a mi gran amigo Argenis, rey indiscutible del humor, el cual ha logrado levantarme el ánimo desde Venezuela en tiempo récord, gracias a sus post y a su paciencia infinita para ayudarme con el Twitter. Quiero que sepa que en España siempre tendrá una amiga quién le escuchará y apoyará siempre.

Y con esto me despido hasta la próxima,  que tampoco espero retrasar!
Miriam    @gonzmart_1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...