jueves

Sinceridad, camino del Amor


  
Sinceridad, una palabra que desencadena muchas realidades.

Realidades que pueden ser dolorosas y a su vez no serlo sí aplicamos justicia objetiva.

¿Por qué no podemos ser sinceros con un/a amigo/a, familiar y sobre todo, amor? 

¿Por qué no decirle todo a ese ser que amamos? Lo que en realidad somos y hasta las trivialidades que hacemos y son nuestro día a día.

¿Por qué negarnos al sentimiento de la verdad? 

¿Por qué siendo sinceros, podemos tener muchos enemigos?. Será porque en esa supuesta sinceridad añadimos saña, desdén, en vez de buscar ecuanimidad.

¿Será tal vez que la sinceridad es el arma mas fuerte de destrucción que aún queriéndola controlar no podemos evitar herir a cualquiera, o será que cuando uno es sincero a los demás no les conviene por decir con franqueza lo que se siente o lo que les decimos?. 

No sé porqué tantas interrogantes nos hacemos al ser sinceros, pues la sinceridad es la lealtad, franqueza, pureza, virtud, claridad, fidelidad y algo aún más importante es demostrarle a un amigo, una amiga, un familiar y a un amor que somos conscientes y que les depositamos nuestra confianza a ellos.

Ahora me digo yo: " Es acaso la sinceridad el espejo de nuestra conciencia, o es que al vernos en ese espejo no nos gusta lo que observamos y preferimos la falsedad, la hipocresía y no enfrentarnos a la realidad de vernos tal cual somos." 

Sí la objetividad nos salpica, tomemos lección de ella para resolver, no escurramos el bulto.

A mis amigos y amigas soy alguien a quien la sinceridad le ha cambiado la vida y me he encontrado muchos obstáculos pero en mi conciencia no hay odio, dolor o temor porque con sinceridad no ocultamos nada, pues el afecto y el cariño son sinceros cuando confiamos en alguien.

Las mentiras existen, pero son como el dinero para emergencias: Lo mejor es ahorrarlas y jamás utilizarlas.

5 comentarios:

  1. Qué difícil se nos hace ser sinceros, decir las cosas que sentimos y ya... Pero pasa que al ser sinceros herimos a los demás y se nos va haciendo una concha alrededor del cuerpo que nos endurece y nos hace ser simple y sencillamente falsos al decir lo que los demás quieren escuchar y no lo que merecen.

    ResponderEliminar
  2. Un amigo de verdad y un amor sincero, dicen lo que se debe escuchar.
    La mentira hace que el alma quede como una cerámica rota, se repara, pero quedan las marcas a la vista

    ResponderEliminar
  3. Ser sinceros... A veces cuesta tanto vale. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué pasa con una sociedad que dice "honrar la sinceridad" cuando en la práctica se ve, se vive y se hace justamente lo contrario?

    ResponderEliminar
  5. La sinceridad hiere, la sinceridad no es más que aprender a afrontar la verdad pero comenzando por nosotros mismos... La primera mentira está en uno..

    No afrontamos nuestra propia verdad y por ende no sabemos canalizar el como decir la verdad a las demás personas...

    La triste realidad es que nadie es completamente sincero. Siempre existe una careta en un momento u otro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...