lunes

El Día Internacional del Payaso, Para Mí

Diony López "Popy". El más grande de los payasos en Venezuela

Pienso en esto hoy 5 de noviembre y siento que se me salen las lágrimas. Porque comprendí el valor del humor de ellos. Los dos únicos circos que he visitado en mi vida han sido el Circo de Moscú (en la zona de agarrados de los bombillos) y al Circo Rolex de México, donde los asientos eran unas tablas temblorosas donde de partirse, se formaría una tragedia). Allí vi a los primeros payasos en vivo.

Pero lejos de esta divagación, mi sentimiento es otro. Cuando a los 14 años decidí ser humorista, que era lo que yo soñaba y quería, mi papá me dijo ¡ajá, quieres ser un payaso, en vez de ponerte a estudiar!. Le dije que me faltaba demasiado para payaso, no soy digno de ellos.

Y es que el payaso es dinámico, es el representante del humor blanco, es correcto y a su vez pícaro pero nunca con malicia o doble sentido. hace del chiste tonto un arte y viceversa.

Mi infancia, con el televisor General Electric en blanco y negro que por 30 años me acompañó, se llenaba del color de los payasos, de Plaza Sésamo, El Show de Baby Bell, Burbujas. Y muy especialmente de los dos más grandes payasos de mi vida: POPY y CEPILLÍN.

La trayectoria de ambos fue siempre ascendente, pese a los problemas que Popy se buscó -y le buscaron-. Cepillín se labró un camino con oportunidades que no desaprovechó y tal fue su legado que su hijo aún conserva ese nombre artístico y estilo (podría decirse que quieren hacer la historia de Kid Walker, El Fantasma que Camina).

Popy era un genio para compobner canciones dinámicas con mensaje. A Cepillarse, a Comer, Juanita la Traviesa, Tío Mario, la adaptación al Di Papá y La Múcura. Todas tenían un mensaje incluído.

Una vez me llevaron a ver una obra de teatro de él, no recuerdo el nombre. Comienza la obra y nada que aparece. Salí al baño, regresé y apenas pasando la cortina de la puerta, uno de los actores gritó señalando a donde yo estaba ¡VEAN, ALLÍ ESTÁ QUIEN NOS PUEDE AYUDAR!.

Cual no sería mi sorpresa y susto cuando detrás de mí aparece Popy gritando ¡eeeeeh! con las manos arriba, para luego verme y decirme "disfruta la obra, viene algo gigante" y seguir con su rutina.

Aparte, a su show le envié 2 cartas y ambas las leyó en vivo, con dibujos de Condorito (calcados). ¿Qué niño no se alegra conque su héroe lo salude?.

Otros payasos: Mister Faby y Popo, ambos del show. El primero se formó en Europa donde nació y fue un maestro en el arte de la comedia payasesca.

Y mención especial para los 3 más grandes payasos de España: Gaby, Fofó y Miliki. La Gallina Turuleta es un clásico infantil que todos los países adoptaron por su valor sentimental y didáctico. Sus rutinas son de antología.

Las payasitas Ni Fu - Ni Fa fueron un ejemplo de las mujeres en este arte. Sus canciones y coreografías fueron tan buenas que aún están vigentes para grandes y pequeños. El único payaso que no me agradó fue Juan Corazón. Aunque su voz en el doblaje sí (Yakko en Animaniacs).

Es tan fuerte y universal el poder del humor del payaso que pueden buscar vídeos sobre el PAYASO JAPO, el que hizo reír a más no poder al Papa Juan Pablo II, tanto que una vez uno de los edecanes le dijo que cuidara su rutina, ya que casi mata al Papa de un ataque de risa.

Un payaso a veces asusta a un niño. Pero alegra a millones cuando le da vida a su maquillaje. No hay más amor por la gente y la comedia, que despejar a la inocencia en la vida adulta, con los movimientos y voces más gestos de un payaso.

GLORIA AL PAYASO, QUE NOS HACE REÍR, AUNQUE SU CORAZÓN ESTÉ LLENO DE TRISTEZAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...