miércoles

El Bullying hizo a mi Autoestima

Esto soy yo, el que nunca ha tenido novia por ser así.
Y soy lo que soy, con honor, lo bueno en mí suma MÁS.
Desde niño, recibía bullying e indiferencia de quienes eran de mi edad. 

Luego sufrí la época de liceo, laboral, social. 

La buena fue la universidad porque me esmeré. 

Llegó la época del amor y realmente pasé de un dolor a otro mayor, desde la forma más estúpida hasta la más humillante, mi primer beso fue a los 27 con una dama que en su ebriedad me hizo tal caridad y de lo otro, a esa edad con alguien que me respetó. Se sumó la situación social y la presión de la edad y años. 

No culpo a nadie de ésto pero creo que por ello no aprendí a bailar ni socializar como quisiera, ni a fiestas iba ni mis primos cercanos me destapan. 

Hasta intenté matarme pero si no lo hacía de manera rimbombante no lo haría. 

Se sumó al bullying físico de mi cuerpo y bolsillo, el cabello. Entonces el peso del absurdo me agobia y me pone como mi peor enemigo. 

Por ello me resigné y le dije a lo malo, ganaste, me venciste. 

Y así nació una nueva era, sin amor, sexo, hijos, con muchos gastos, gente que ofende, malos ratos, similar a la anterior en casi todo, menos en que ya no tengo ánimo ni instintos ni las ganas de llorar, de matarme, de ser malo o retaliativo a mi atípica manera. 

Luego de depurar ambas aristas, la del amor no correspondido y la de querer no amar, que es igual de tensa y utópica, estoy más centrado, tranquilo, ajustado a la vida que me tocó vivir y dándome fuerza en los hechos y sueños. 

Al fin estoy en paz conmigo y sonrío de corazón. Me podré poner triste, pero es el tiempo de recarga de pilas para seguir haciendo lo que me gusta, laborar, estar con los míos, crear, cantar, hacer reír y buscar lo que me mantendrá económicamente hasta los 93 años que le pido a Dios me permita vivir. 

Honor a mis buenos familiares, excelentes amigos que son mi familia también, los conocidos bien portados y la gente red social que merecen mi respeto. 

Muchos tienen problemas más fuertes y es malo comparar mundos cerebro/sentimentales, pero nos une el que no nos derrote ni cambie el mal, ser buenos es ya una recompensa de vida. El humor es mi fuerza, ¿Cuál es la tuya?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...