domingo

El Canto de las Chicharras

Quise hacer prosa con la melancolía.
Realmente no puedo, porque no puedo colocar métricas a lo que revivo.
Ese canto que de niño me recibió en Aragua, se repite cada año para decirme que vivo estoy.

Escucho el canto de las cigarras y evoco esos momentos cuando el camión de mudanzas nos dejó ante la casa de mi abuela.
Teniendo yo 04 años, poco sabía o me importaba el nuevo comienzo, la nueva tierra, el venir de la capital a la provincia a vivir.

Mi madre, ella que sí vivió en Caracas su infancia, adolescencia y parte de la juventud adulta, sí que lo sabía. Pero de manera estoica, como hacen las personas casadas por y con amor, lo supo superar.
Y ese canto también le recuerda mucho, así como yo recuerdo el canto de mi madre para que yo no perdiera la infancia, desarrollara habilidades y disfrutara en su compañía.

Y cuando el calor de ésta tierra maracayera arreciaba, ella me decía que las chicharras cantaban para llamar a la lluvia. Por igual mi papá.

Esa cercanía con mayo les daba la razón, la lluvia se presentaba luego que las chicharras parecían despedir a la tarde con un canto a veces al unísono y otros intercalado, como haciendo un canto de invocación a la madre naturaleza.

La ciencia podrá decir que es parte de su ciclo de vida, cantar hasta morir, para reproducirse, porque es su naturaleza. Pero en el imaginario popular que asumo como mío, la chicharra despide a la tarde en su crepúsculo, se queja como nosotros del implacable calor y clama por la lluvia.

Las plantas, los cultivos, la gente sedienta, la tierra misma también acompaña y aplaude su canto, donde se les va la vida por la buena causa de una temporada de lluvias que esperamos con bien, porque nada en exceso es bueno, salvo el amor de Dios.

Chicharra, no puedo sentir melancolía porque tú has egresado año tras año a salvarnos del calor que a veces se excede. A salvarnos del fuego y de los campos muertos, de los frutos secos. A traernos la lluvia que es poesía o desgracia depende de dónde se vea y dónde se esté.

Pero tu canto de un solo tono, es la canción de los cielos y a él, seguro que también vas cuando entregas tu existencia por nosotros. Muchas veces eso es loable cuando de verdad resultados se podrá obtener.

Chicharra, cantemos juntos y espero que puedas darte un baño en la lluvia.


miércoles

Referencia Personal


A QUIEN PUEDA INTERESAR

        Yo, ARGENIS REINALDO SERRANO, mayor de edad, cédula de identidad venezolana número 00.000.000, de profesión Licenciado en Comunicación Social, hago constar por medio de la presente que conozco de vista, trato y conexión personal y espiritual a la señorita (NOMBRE RESERVADO), mayor de edad, titular de la cédula de identidad venezolana número 00.000.000 y puedo agregar que:

…su sonrisa es franca, cordial y refrescante. No es de esas impuestas como sí fuere autómata o como sí fuera una vendedora de besos en un bar de mala muerte ante los delirios y cuitas de un hombre que se deja atribular por sus propias amarguras que mata en alcohol; es de esas sonrisas que van nutriendo vidas, que están allí luego de sus propias tristezas, su llanto y su pesar.

…sus palabras son frescas, directas, sencillas y a su vez inteligentes como se siente una persona urbana e inteligente como se siente y se sabe que es la persona del campo, del mar, de las montañas y más allá, porque eso le hace humana y eso le hace mujer, reivindicando la palabra.

…a la orden, pero no a la disposición, porque ella así lo decide y sabe con quien, cuándo, dónde, cómo y por qué, además del qué va a dejar y qué va a recibir en donde vale ella más, en su alma.

…aunque sea poco caballeroso, la justicia me hace decir que cuando ama, lo hace de verdad, se entrega en cuerpo y alma, se conecta en todo plano, no es "inventadora" pero sabe tener picardía, imaginación, sabe colindar con el entorno e interactuar con quien es debido para dar más plenitud al alma.

…más que meter las manos en el fuego por ella, yo me metería en la hoguera, porque sí dar mi vida porque ella siga viviendo y aportando su presencia, elocuencia y esencia a la humanidad fuere necesario, no sería un sacrificio sino un deber cívico.

…le han golpeado y ella ha dado ambas mejillas y ha vencido porque no se ha detenido y no anda con venganzas. No sé cómo ella lo aplica, pero bien sabe que el castigo peor para alguien que le ataque, es no tenerle más en su vida. Es una afectación que nadie quisiera ganarse y sé bien que no les convendría apartarle de sus oficios, presencia y halo angelical en La Tierra.

…usted puede dejarle un negocio, dinero, lo que sea a su cuidado y será igual que dejarlo en las manos de usted; su sentido de la propiedad es el adecuado y bien ubicado, donde nada ajeno toma, donde no se cree la dueña, donde es la guardiana que sabe de la flexibilidad y la rigurosidad en perfecto equilibrio. Con ella la relación es ganar – ganar.

…sí, es obvio que alguien así se nota demasiado espectacular y esta referencia es larga y muy etérea, tanto que se piensa exagerada. Y a su vez se preguntará, ¿y por qué no ha durado en otros empleos?, la respuesta es la siguiente: por la equidad y la justicia. Donde ha estado, su aporte fue el máximo y algunas veces el abuso de confianza llegó y eso demeritó al lugar de tener a un ser especial laborando allí; ergo, ese empleo le perdió a ella. En otros lugares ha estado, aportó y se dijo “debo seguir”, porque a veces las ángeles terrenales son así, están en un lugar, arreglan vidas y siguen su labor de amor en otro lugar que le necesita por igual.

…a veces exagera en su rol y trabaja demasiado, hasta el cansancio. Pero no trabajar le cansa más, no interactuar le hace mal, su actividad es la fuente de energía de su sonrisa y así como los girasoles, transforma esa energía para otros. Ella es el ciclo de la vida, lo sé porque he visto su bendición en muchos y, en mí.

…obviarle es perder; abusar es perder; no compensar es perder. Y esa pérdida a la que me refiero, es el perderle a ella. No se permitan eso, porque su aporte está por encima de su amplio conocimiento y su labor. Su aporte es su propia aura, su ser, su humanidad.

…todo ello lo hago constar y sí así lo requieren, lo respaldo con muchas firmas, ante un juez, con una manifestación, gritándolo a los cuatro vientos.

…ella, es un ser maravilloso, del cual como persona, hombre, amigo, admirador, caballero, doy mi más pura referencia personal, desde el corazón.

        Constancia que se expide en Maracay a los tantos días del mes de Marzo del año 2019 y con vigencia por ésta y dos vidas más, en las que pido a Dios que me permita volverme a cruzar con ella en mi camino, para que la vida, sea de verdad vida.

Atte.

ARGENIS REINALDO SERRANO
Twitter: @Romantistech
Direccón: En la vida, de ella...

martes

Poema 15...en Versión Erótica


Me gustas cuando tiemblas porque estás como intacta
y me adentro en tus sueños y mi voz te desborda.
Parece que penetran hormigas por tu cuerpo
y parece que el aire te quitase la ropa.

Como todas las rosas con el fuego te turbas,
te sujeta la cama y mi aroma te agita.
Fiera conmovida, pareces una rosa
y parece que mi tacto eriza tus espinas.

Me gustas si jadeas cuando voy a besarte,
fiera contenida, así como con miedo,
y sientes que me acerco y tu corazón late,
déjame derramarte en la boca un cielo.

Déjame que te amague con mi frutal saliva.
Pasión silenciosa, gemido suplicante,
en tus piernas entreabiertas me abrazas y tiritas,
dejamos nuestros labios húmedos acecharse.

Me gustas cuando tiemblas porque estás como intacta
y yo vivo en tus ojos y tu rostro en los míos.
Parece amordazarte el sudor del silencio
y parece tu cuello desnudar mi delirio.

Con respeto a la memoria de Neftalí Reyes (Pablo Neruda) y a mis lectoras...

viernes

El Secreto de la Sonrisa Vertical: la Masturbación Femenina


Autora: Aglaia Berlutti

La palabra surgió en mitad de la conversación de manera inesperada. Me refiero a que, nadie estaba hablando de sexo ni mucho menos. Conversábamos de cualquier otra cosa de hecho, esas conversaciones generales que quedan bien en cualquier parte. Y de pronto, alguien dijo la palabra “masturbación” y todo el mundo guardó silencio. ¿Tensión? no lo creo. Todos éramos adultos rebasando la treintena, así que dudo que a alguien pueda sorprenderle escuchar aquello. ¿Humor? podría ser. 

Escuché risitas nerviosas y varios de los presentes intercambiaron miradas burlonas. Pero en realidad, ninguno de los que estábamos allí, supo porque la palabra impuso ese breve fragmento de desconcierto. O quizá sí y por eso, nadie dijo nada en un par de significativos segundos. Porque la masturbación es el secreto más viejo de toda cama, de cualquier hombre o mujer sexualmente activo y también de los que no lo son. Porque la masturbación pasó de ser un mito susurrado a una especie de espectáculo silvestre que demostró – y demuestra – el poder del sexo: esa necesidad del placer por placer, de la satisfacción sin culpas y sin otra intención que de explorar la sexualidad con absoluta libertad.

Escuché la palabra masturbación siendo una niña y no la entendí. En realidad la leí en la novela Emmanuelle de la autora Emmanuelle Arsan, que me había robado del anaquel de la biblioteca de mi tío que se suponía yo no debía saber. Era una edición hermosa de la novela, de la vieja colección “La Sonrisa Vertical” de las que muy poca gente se acuerda. El caso es que comencé a leer la novela sin saber de qué se trataba y me sorprendió lo que encontré en ella. Tenía alrededor de doce años y no tenía mucha idea sobre sexo ni tampoco una desmedida curiosidad sobre el tema. Lo normal, supongo. Los besos en las películas. Los besos de las parejas de adulto que conocía, pero intuía que había algo más. 

EL SECRETO, digamos, que parecía flotar en las conversaciones de mis primas mayores y adolescentes que no se terminaban si yo estaba presente y en las escenas de mis películas favoritas. Me intrigaba que pasaba entre el beso apasionado y la escena de la pareja, tendida semi desnuda sobre la cama. ¿Qué ocurría que justificara esa expresión? ¿La respiración agitada? ¿La piel sudorosa? ¿La sensación de un secreto bien guardado entre dos pieles? Pasarían algunos años para que viera por primera vez una película porno y unos años más para que yo misma viviera la experiencia, pero a mis diez años, la idea me sobrepasaba, me electrificaba. Quería saber.

Eran tiempos sin internet o al menos yo no tenía mi casa. Yo tenía libros. De manera que me robé uno de los misteriosos libros del peldaño superior de la biblioteca y comencé a leerlo. Y no me respondió todas las preguntas claro, pero si me dio algunas otras. Porque la primera gran escena sexual de Emmanuelle es una larga, exquisita y sensual masturbación que disfruta la protagonista en pleno vuelo transatlántico hacia Paris.

Por supuesto, tampoco era del todo inocente al leer por primera vez sobre el tema. Uno escucha uno que otro comentario, donde “no debe” tocarse y donde “si deberías pero cuando seas más grande”. Y también te has tocado probablemente, contra todo consejo, amenaza y temor. La sensación te confunde, te asusta un poco…pero no lo suficiente para no volverlo a hacer. Te preguntas que está ocurriendo y si estás haciendo alguna cosa “anormal”. Pero no te lo parece tanto. Porque la sensación es buena…más que buena es distinta, dura de comprender, pero deliciosa. 

¿Deliciosa? que palabra tan ridícula para definir el miedo de lo que no sabes, tan poco cercana a esa sensación salvaje que nace entre las piernas, que se enrosca, se encorva, se eleva. Habla. Porque la masturbación dice tantas cosas que si puedes escucharlas, el mundo cambia para siempre. Te habla sobre tu cuerpo, lo poderoso de la piel recién nacida. Y tu poder. La capacidad de crear y maravillarte de ese secreto que habita en “ese” lugar que tanta gente considera “pecaminoso”, “Sucio”, “escondido”. Y te sorprendes que eso que esconde, el secreto que guarda tu propio misterio, es placer puro.

De manera que si sabía lo que ocurría entre Emmanuelle, salvaje y bella y el desconocido pasajero que la tocaba, que la hacía gemir y gritar. Lo que me sorprendió fue comprender que alguien más lo hacía, que alguien más sabía el secreto y que eso, tan inquietante que hacia gritar a la mujer del libro y que a mí me había asustado, era placer. Era sexo. Era bondad, era creación, era algo gigantesco, como una idea que brota con dificultad de tu mente, como si siempre lo hubiese sabido, sospechado, deseado. Paladeé la escena, asombrada, entre sonrisas, maravillada con la plenitud de Emmanuelle, con sus ojos entreabiertos en la oscuridad, con su libertad. 

Porque se trata de eso ¿Verdad? La masturbación es libre, la masturbación es esa línea invisible que se muestra y se esconde, lo que necesitas, lo que habla tu cuerpo, lo que escuchas en él. Es poder, en definitiva, un poder tan enorme que desconcierta, que golpea una región de tu mente tan íntima que no tiene nombre. Allí, donde habita lo salvaje. Allí, donde habita el misterio del sexo, esa conexión enorme del yo y algo tan difuso como elemental. Deseo.

Una vez escuché que solo el 60% de las mujeres se masturban, lo cual equivale a decir que el 40% no lo dice. Porque dudo que alguna mujer no haya despertado alguna vez en la mitad de la noche para mirarse con los dedos, para tomar una bocanada de aire y hundirse en sí misma. Cuando me obsesioné con el tema – porque me obsesioné con la idea por años – e investigué y comencé a preguntar, encontré un mundo femenino desconcertante. Un mundo que no tiene el menor parecido con la masturbación masculina, esa otra cara de la moneda del mismo tema. 

Porque para la mujer, es un enfrentamiento contra la norma, contra ese deber ser que subsiste en algunas regiones de la memoria. Porque para buena parte de la cultura, la mujer no se masturba. La mujer no necesita masturbarse. La masturbación de la mujer es un deseo, una idea. Y quizá el acto de furia más fuerte al que una mujer puede enfrentarse. Porque durante siglos, la mujer no era sexual, no ambicionó el sexo, no disfrutó del placer. La mujer era esposa, era madre, era hija, era feligrés. Pero la mujer no era salvaje, ni tampoco indómita. O al menos que el hombre supiera, al menos que el hombre pudiera imaginarlo.

Yo sí puedo. En ocasiones, sonrío ante la imagen de las hermosas damas del Renacimiento, apretadas en vestidos y sopores, encontrando el camino del placer en su propio vientre. Sin un hombre que aguardara por ella, que tomara las decisiones. Placer por placer. Pequeños gemidos de labios mordidos. Y la alegría, esa alegría de lo que No se debe hacer, de lo pecaminoso, de lo que se esconde. Me las imagino sonriendo en los mercados, a las campesinas de tocados tirantes, a las Damas de alcurnia envueltas en pieles, sonriendo. Todas, caminando a unos pasos detrás de marido. Pero fuertes, el poder de comprender tu cuerpo, de la lengua secreta que el deseo femenino parece crear.

Por eso, no me sorprendió cuando entre el grupo de amigos, las primeras en reír ante la palabra “masturbación” – venida a cuento sin que nadie supiera porque – fueran las mujeres. La carcajada cómplice las rápidas miradas de comprensión. Libres, con el secreto del placer tan cercano a la superficie que parece ser evidente, sin serlo. También reí, por supuesto, a carcajadas, mirando a los hombres del grupo observarnos sorprendidos, sin saber exactamente que producía aquella hilaridad. Y es que en la tribu de mujeres, en ese círculo de Diosas mudas que habita en cada mujer, el sexo está más allá de todo control, es salvaje, es el palpitar de la entrepierna, la humedad del sueño, la búsqueda de respuestas. En la oscuridad, en el silencio, en el placer, en esa necesidad de gritar: lo deseo, luego existo.

La niña que fui, se subió de nuevo a la silla para alcanzar otra vez el último escaño de la biblioteca y volver a leer Emmanuelle. La adolescente que fui, miro la oscuridad y el placer la recorrió, le reveló ciertos secretos incompletos que necesitaría años para conocer completos. Y la mujer que soy ríe a mandíbula batiente entre amigas, las que se comprenden, la que llevan también el pequeño secreto a todas partes.

El valor de la simple lujuria.

C’est la vie.

Recibido en el correo reinaldogarnica@hotmail.com que está también a su orden.

Reconocemos y apoyamos todos los derechos de la autora de éste post.

jueves

Enviarle dinero a quienes aprecias


“Poderoso caballero, es Don Dinero”, decía Francisco  de Quevedo. Pero el dinero no lo es todo, aunque cubra gastos y gustos. Y en Venezuela está cubriendo sólo gastos y con demasiado esfuerzo, muchas veces no lo hace.

Los familiares y amigos que se han ido, consiguen empleo para rehacer sus vidas. Pero esa alma de bondad que tiene la venezolanidad les crea la responsabilidad de ayudar a los suyos directos e indirectos. Muchas veces sacrificando sus propios gustos y extralimitándose en su esfuerzo, lo que para quienes les queremos es preocupante por aquello de “ellos allá y uno acá sin poder cuidarles o devolverles el favor o se una carga”, agregando a su vez a su sensatez y sensibilidad la nobleza de espíritu renovado de quien emigró “porque para ser, hay que hacer”.

Muchos de nuestros coterráneos laboran en lo que precisamente, no estudiaron. Es como salir del bachillerato y conseguir su nuevo empleo, que les daría pie a otro y otro hasta alcanzar su meta…otra vez.

Pagan casa sea en alquiler, compartida, comprada; pagan comida, servicios, impuestos; se dan gustos de viaje a conocer la nueva tierra que les acogió y disfrutan su folklore, tradiciones y bohemías.
Pero dentro de su ser, sigue el pensamiento de lo mal que está (estamos) su gente en Venezuela. Quieren transformar dólares, pesos, soles, reales, euros, quetzales y demás en bolívares para enviarlos a su: mamá, papá, hermano, hermana, abuela, abuelo, tío(s), tía(s), primos y primas, ahijados y ahijadas. Y lo decimos así por cada caso distinto que lleva el mismo sentido: LA GENTE QUE QUIERE.

¿Quieren saber quiénes van más allá?, esas personas que le retribuyen a Dios lo que les ayudó para cruzarse con gente buena, correcta y profesional en el camino y que les ayudó a levantarse en esa travesía más allá de sus fronteras. Y quieren ayudar tal cual Dios les ayudó.

Eso mi gente, es amor. Porque ayudan a esos amigas y amigos cercanos o que estuvieron en el camino de su vida. Lo hacen a sabiendas que la otra persona puede tener pena, reservas, llanto de llegar a ese punto en sus vidas.

Les brindan no una limosna ni una consolación, les brindan la ayuda para que tengan (tengamos), unos instantes de sosiego. Desde pagar una deuda de la casa, pasando por comer algo que nos brinde proteínas, hasta una reparación de bajo costo y, lo más osado aunque debería ser común, darse un gusto con un chocolate, galleta, helado, fruta o pizza. Aunque usted, no lo crea.

Ese dinero que nos han enviado es sosiego momentáneo y bien que lo sabemos. Pero el gesto desinteresado, oportuno y sin condiciones, es una prueba de amor, familiaridad, nobleza, hermandad, amistad y venezolanidad que nos hace recordar que Dios creó a las almas gemelas y esas no son precisamente aquellas para el amor. Son esas almas compatibles con uno en el bien y en el mal, que no olvidan lo bueno, que no creen en el rencor ni rencillas, que no piensan en cobrar en favores, pleitesía o “especias” lo abonado.

Porque sí, eso es un abono, una parte de lo que Dios les ha dado y que saben muy bien que nosotros sabremos retribuirle a Él basados en el ejemplo que ustedes nos dan.

Amor de verdad es aquel que no da sólo lo que le sobra, sino de lo que tiene. Que valora más la vida y la sonrisa que el materialismo. El que sabe que el trabajo fecundo y creador les ayudará a conseguir más de lo que tienen material, pero sus acciones de amor y amistad, le darán el sosiego que quizá no pueden conseguir en la coyuntura nacional actual, pero que en otras tierras les brindaron manos tan amigas como lo son las suyas.

El amor y la amistad, trascienden las barreras geopolíticas, del tiempo y de los males de la sociedad.

Y sí un familiar o amigo les dicen "no vale, gracias, no necesitamos", pues háganlo. Muchos padres, abuelos, amigos, hermanos se privan de pedir o decir que lo necesitan, tan sólo para que ustedes tengan cómo disfrutar la vida con tranquilidad. El sacrificio del venezolano es bilateral.

Gracias gente buena de mi Venezuela, por no olvidar a la familia de sangre y esa que te dio la vida y le llamas, amistad.

Lcdo. Argenis Garnica – Twitter: @Romantistech

viernes

No Dejes de Soñar


Déjame sonar y soñar de manera banal, común y corriente...

¿Sabes qué me gustaría o cuál es el único sueño que he podido idear luego de cumplir los que tenía?, ir contigo a comer pollo frito o pizza y hamburguesas.

Sea que pagamos a medias o pagando todo yo.

Luego, un helado o brownie o quesillo o quién sabe qué dulce o que bebida tomar; salir del lugar donde compartimos esos instantes, caminar e ir a un hotel y que nos tengamos sin ataduras, excusas ni prejuicios, ¡ese sí que sería un buen digestivo!

Después, despedirnos cortésmente, con sencillez, sin tantos aspavientos de novela o película romántica, no con ello quiera decir que fríos, sin valorarnos, que haya sido solamente un “comer y coger”, porque sabemos que no es así. Son cosas que hacemos los adultos, valorar cada instante y seguir…y volver a recrear esos instantes porque son de verdad nutritivos. Que no sea una despedida de mal gusto, ni tampoco una con créditos de película romántica y sonido de violines mientras nos circundan serafines lanzando corazones por doquier.

Volver a nuestras cotidianas vidas y escribirnos el sentir, porque la sensación de seguridad aumenta más por las redes que en una cama desnudos (aunque usted, no lo crea).

Sueño que sé que es por demás del montón, muy corriente y muy común y bueno para que me juzguen al leerlo, me fustiguen, etiqueten o tengan piedad y lástima de mí.

Ya pensarán que es broma del 28/12 o que el que muestra el hambre no come o qué sé yo cómo van a culparme o expresar. El sueño es ese y aunque no lo crean, la parte del pollo es de la más deseada. La otra es de lo más querida y les aseguro que será muy sentida. Todo lo demás es soltura y deriva del eje central.

Nadie controla los sueños, lo que puede hacer es proyectos y transformar lo viable en realidades tangibles, pero sí los calla por el qué dirán, temor que no tengo, entonces no se cumplirá el deseo de esas comidas que son especiales por la compañía y no por la preparación, que al probarlas solo pasa a ser tan común que el sabor con salsa de buenos recuerdos, no existe.

Sueños en tiempos de “patria”, sueños en tiempos de lucha por volver a vivir y no por sobrevivir, sueños que me alegra tener porque demuestran que no estoy vacío y eso, me hace fuerte por el hecho de motivarme a CREAR Y SONREÍR.

Todo buen sueño combate a esta pesadilla actual, por ello te pido, sea grande o chico el mismo, no dejes de soñar.

martes

Técnica para Enloquecer a una Mujer

Cuando hay vida de pareja, lo atrevido ha de surgir. Siempre inventar para que la rutina no los aleje. Esforzarse debe ser la meta de ambas partes. Al menos ésta técnica es para que el hombre la haga a la mujer...bueno, no es limitativo, sí entienden.
El clítoris es el botón que debes tocar para llevar al cielo a las mujeres, por ello es importantísimo saber estimularlo correctamente.
La técnica manual es imprescindible, lo principal es que tengas habilidad en los dedos y lo hagas con suavidad.
Comienza acariciando lentamente la zona genital, reconoce cada centímetro.
Abre con tus dedos los labios mayores, que son los que se encuentran rodeando la apertura vaginal.
Recorre con suavidad los labios menores, ábrelos y acarícialos provocando que la lubricación y la excitación aumenten.
Cuando empiece a subir la intensidad de la pasión, desliza tus dedos hacia el clítoris y masajea con movimientos circulares, lentos y preferentemente, húmedos.
No presiones con fuerza, recuerda que es un área muy sensible, hazlo sólo si te lo pide y explorando cómo le gusta variando la intensidad, la dirección y la rapidez de los movimientos.
Los movimientos que consideramos infalibles son de lado a lado y diagonales sobre el clítoris.
Si tu chica no lubrica lo suficiente de forma natural, es recomendable aplicar un poco de lubricante, la estimulación será mucho más efectiva de esta manera.
Si tu pareja enloquece de placer y tu mano termina húmeda y un tanto adormecida, es señal de que lo hiciste perfecto.

jueves

Traje a la Medida del Amor


Mis amigos y familiares más de una vez me lo decían, tanto como mi sentido común: el día de nuestra boda debía ser la puerta de luz para que vieras al hombre elegante que soy, entre mis defectos y coloquios.

La elegancia es una esencia del ser, que se amalgama a la perfección cuando se busca la prenda de vestir idónea y yo quería demostrártela en los días en que sellamos nuestra unión ante las leyes terrenales y la ley de Dios.

Palabras son acciones y no buenas razones, suele decir mi madre y bien que lo aprendí. Mientras organizábamos nuestra boda, en vez de alquilar las prendas que yo gustaría, quise mostrarte mi lado formal.

Me fui  un excelente lugar donde confeccionan trajes de novio a medida y pedí que me hicieran 3 trajes. Te cuento hoy en este compartir que tenemos y a través de éstas líneas sobre los mismos además me  jacto de que son muy buenas decisiones personales.

El primero será para el día de la boda civil, un traje dos botones azul marino, camisa blanca y una corbata negra. ¿Sabes qué significan?, el azul, el mar dónde nos hicimos novios; la camisa blanca, la pureza que ambos nos entregamos, (sí amor, para mí también era la primera vez, como te dije y no me creías, más acá lo estoy ratificando). El negro, por esos ojos tuyos donde me perdía, lo sigo haciendo y donde quiero vivir de por vida.

El día de la boda eclesiástica, un smoking con corbatín de pajarita en color rojo, como nuestra pasión. Porque no conozco traje más elegante, aunque sí, seguro estoy que hay otros superiores y que los caballeros buscan con el mismo fin, verse elegantes para su amor. Te cuento por qué no lo alquilé y si lo hice a mi medida en una buena sastrería. Simplemente porque de gala quiero estar para ti en cada oportunidad y mi compromiso al trabajar es para que disfrutemos lo mejor de la vida, juntos.

El tercer traje, con saco color vinotinto como el que representa a mi tierra y camisa verde clara que emula al prado ante el que te pedí en matrimonio, ergo, el que tengo puesto, tiene una muy buena razón más allá que éste almuerzo que compartimos; quiero que celebremos éste siguiente éxito mutuo que espero leas en voz alta y deseo compartamos al mundo: ¡tenemos la casa qué queríamos!, pude resolver la transacción y ahora sí cimentaremos las bases para el siguiente sueño: hacer crecer a la familia, como siempre he deseado desde el día en que te conocí.

Mi amor, vestir de gala es estar preparado para la llegada de lo mejor. Tú, tan hermosa y radiante con lo que portas en toda ocasión, requieres que yo esté a tu altura, porque tú eres el cielo en la tierra que me hace levantar, eres mi éxito y morada de paz. Estoy seguro que en la boda esteremos radiantes así como pedí a mis padrinos que vistieran, porque los hombres siempre debemos demostrar que podemos dar más de nosotros mismos, estar a la altura de cada ocasión y ser elegantes para sus damas, tanto como galantes y sinceros de corazón.

El buen vestir siempre develará esfuerzo, trabajo, pasión y éxito, ese que uno se va labrando. Y el mío comienza bien vestido a tu lado.

We Bare Bears: Bellos Mensajes de éstos ESCANDALOSOS


We Bare Bears en USA, Escandalosos para Latinoamérica o Somos Osos en España es toda una joya para la demostración de lo que son los valores, las realidades y la aventura de la imaginación. Por algo es la serie mejor valorada por niños, adolescentes y adultos en el mundo desde su creación.

Daniel Chong, su padre, creó a un trío de hermanos que demuestran lo tipo de las caricaturas, como tener cosas sin siquiera tener empleo, y más allá de lo material, el ánimo de estar en contacto con la gente por igual, dándoles la oportunidad y buscando lo mejor de cada quien, sea evidente o no, al menos hasta que se pruebe lo contrario. Esas son las oportunidades y forma que debemos tener para la convivencia, lo que nos indica un metamensaje a emular.

Cada oso nos muestra facetas distintas y bien definidas. Una serie que sin un orden cronológico como tal, ya ha contado las historias de cada uno y nos ha mostrado un plantel de personajes secundarios que de más a menos, han tenido valor para llevar el alegre mensaje entremezclado con la inocencia y la ternura de una serie que está ambientada en un mundo geek y cotidiano, ese que merecemos vivir pero que nos toca construir. En esa serie está el ejemplo, seguirlo es asunto de cada uno de nosotros.

Grizzly o Pardo: El líder de la manada. Y como tal sabe cuáles son las debilidades y fortalezas d sus hermanos y les hace sacarlas en su momento. No tiene límites a la hora de buscar amigos y sacar lo mejor de cada quien. Le gusta la vida con emoción y sonrisas. ¿Quién puede deprimirse sí es así?, nadie en absoluto, porque aunque se lleve decepciones, la búsqueda incansable de los momentos positivos es la ruta de éste simpático oso representativo de los bosques de los Estados Unidos. Un hermano mayor amoroso, desorganizado y de gran empatía.

Pan-Pan o Panda: El más hípster de los tres, con algo de metrosexual y una nomofobia altísima. Es la viva imagen actual, sin llegar a ser un estereotipo. Con pasión por el ánime y las chicas, con esa delicadeza de los males de hoy, que siempre han existido pero se relegaban. Su presencia es el hoy y el mañana, ese que toma lo mejor del mundo y se regocija en el mismo con sana paz. Vegetariano, temeroso y a la moda, es el punto de balance del trío, entre lo tradicional y lo que vendrá.

Ice Bear o Polar: Sin duda, el oso estrella. Ese que con pocas palabras o con comunicación no verbal, lo dice todo. Emulando a su mentor Yuri, su nombre en tercera persona en cada frase es una oda a la filosofía, a la estima, a la exquisitez del ser y hacer para ser mejor. No hay quien no lo admire y emule. Quizá está armado con un hacha, pero es su instinto, su agilidad, su práctica manera de ser y de aprender lo que le hace ser el rey de la manada. Por algo aunque Pardo sea el líder y Panda esté en medio, él lleva el peso del grupo en su espalda y lo hace con gusto, responsabilidad. Es un “oso madre”, realmente, con las habilidades de un mecánico de todo y la simplicidad de un bailarían. Por algo es el favorito de todos.

Chloe, Num Num, Charlie, Tabes, Luce, Dave; para todo gusto y ocasión están ellos, más la historia es el día a día en un mundo moderno que tres osos domesticados luchan por conquistar con el arma más social que existe, la amistad sincera.

Buen punto para Cartoon Network, enseñar que aunque existen diferentes caracteres, peleas y contrastes, es la amistad, hermandad y respeto lo que hace que se construyan cimientos sociales que devengan en lo mejor, desde lo laboral hasta el amor en todas sus dimensiones.

Gracias Escandalosos, por aportarnos tanto.

¡A Polar le gusta esto!

Argenis Serrano -- @Romantistech

miércoles

Emprendimiento de Amor: Un Alojamiento Turístico


A mi querida esposa, en la noche anterior al día de la inauguración de nuestro emprendimiento:

Así como tú y yo encontramos el amor y tuvimos el lugar ideal para vivirlo, bien hicimos en pensar en dar un lugar con cabida para otros. Es un buen y perdurable negocio, es una buena alternativa para otros.

Tener esta posada turística, cerca de una buena vía, con jardines bien arreglados, amplio estacionamiento, un buen hall, excelsa y pulcras habitaciones aunque muy sencillas, además de cabañas, su restaurant, jacuzzis a cielo abierto y un mini spa además de una zona recreativa, son ideales para los enamorados.

No es un nidito de amor de “un ratico”, ni un simple motel; es un lugar para compartir el amor y además convivir. Eso hicimos tú y yo y eso vamos a legar de manera subrepticia entre las nuevas parejas.

Por eso la idea principal es que nos vean en la red y mucho mejor en un sitio especializado y de manera concatenada nosotros trabajar con ellos a través del llamado motor de reservas agencia, algo que quizás suene enrevesado para el común denominador pero que luego de nuestra preparación en hotelería hemos entendido que es una joya de software para el alojamiento turístico.

Debemos pensar en grande con mentalidad de geek, para poder otorgarle a nuestros huéspedes una experiencia de paz y amor bien organizada, con una base de datos para acceder a los datos de los clientes y poder atenderlos de manera más individualizada, más humana, más cercana. Eso nos garantizará clientes por siempre, tal cual puede hacerlo los buenos precios y la locación. Y también poder saber cómo nuestro personal se desenvuelve con ellos, darles mejoras o correctivos justos de ser necesario. La tecnología es el tiempo real y lo que bien se atiende, bonito progresa y rico se siente.

¡Ay de aquellos que no tienen visión moderna, para las cosas más tradicionales y sencillas como lo es la atención al cliente y bridar sana discreción a los amantes!

La eficiencia es otra garantía de presencia y con un buen sistema automatizado se puede lograr que otorgue facilidad y prontitud de respuesta en los requerimientos de los clientes.

En cada palabra, querida mía, siento que hemos encontrado el negocio que nos dará años de felicidad, prosperidad y que será un legado para nuestros herederos, frutos del amor que conseguimos en un lugar así, pero no tan organizado. Con la automatización nuestro hotel pasa a ser vanguardista y no nos quedamos anquilosados en los métodos antiguos. No seremos un lugar más y en decadencia, seremos el avance y la referencia, te lo garantizo tanto como te quiero.

Que los clientes hagan sus reservas en línea nos garantizará prosperidad y orden para las actividades extras que queremos aplicar, como yoga, bailoterapia, comedia, teatro, danza, fiestas retro y más. Acá se llega a amarse en pareja y hacer una buena vida social, éste es el hotel del futuro, en su sencillez.

Amor, quizá estás preguntándote el porqué de toda esta carta. Simplemente es darte las gracias por ser quien eres, por inspirarme, por acompañarme en esta aventura y visión, tanto de tradición como de tecnología y vanguardia. 

Este es también fruto de nuestro amor y mientras me quede vida y salud, estaré contigo y procuraré que nuestro sueño de ser útiles al amor, se cumpla en los rostros de nuestros huéspedes y en la actitud de nuestros empleados, además de inspirar a nuestros hijos a seguir acá o forjar lo que su corazón desee, la base económica y de organización la tienen.

Todo, por un software, un buen software.

Entradas populares

loading...