viernes

Mundo de Juguetes

No hay edad para dejar de ser niño y sentir la emoción de una bicicleta. No hay forma de que una mujer no le dé su toque de niña a peinar su cabello así como hacía con sus muñecas. Porque nuestro niño interior siempre nos rescata de éste mundo de hoy.

Un mundo de juguetes nos rodea, sean caros, sean económicos, sean hechos por nosotros mismos. Nada nos aleja de ellos aunque los mismos san aparatos útiles, de labores, de industria o de mejoramiento. Son esos que ahora usamos, preparados por los carritos, las casas de muñecas, los coches, las cocinitas, los camiones, los patines, las cuerdas de saltar, los robots, los juegos de armar. En fin, todo eso que nos acompañó en la infancia y que por muy adultos que seamos y por muy serios que queramos mostrarnos, siempre nos emocionará el alma rememorar lo que es ser niños.

Sí no podemos entrar en una juguetería por nuestro día a día, ¡qué importa!, para ello tenemos computadoras, laptops, Smartphone, esos juguetes de grande que nos ayudarán a buscar esos juguetes de nuestra niñez, desde casa.

Visitar las tiendas de juguetes online es también estar con ellos e ir “pre-jugando”, como hacíamos cuando entrabamos a una juguetería y pedíamos a nuestros padres cuál o cuáles queríamos tener y qué aventuras íbamos a vivir con los mismos.

Por vía online vemos especificaciones de los más modernos juguetes y a su vez de los tradicionales, tal cual como los conocíamos como de sus nuevas versiones. Las tiendas de juguetes online permiten que de manera individual o en familia, sepamos de los juguetes con los que nuestros niños jugarán. Y sí, nosotros también, nadie puede escaparse de ese placer.

Para que los niños estimulen más su imaginación, el juguete debe hacer poco. Es así como ellos le sacan mucho. Y en las tiendas online se toca con los ojos y la interacción que nos permiten las redes. Es igual a imaginar viéndolo en un aparador.

El comprarlo es fácil y su llegada a casa es como un regalo que alguien nos envió para nosotros y ese alguien, somos nosotros mismos. Una emoción grandísima como llevar la Navidad a cada instante del año.

Juegos de mesa innovadores que se ven online, llegan de la computadora a nuestras mesas de juego familiares. Igual todo juguete que se desee, como los peluches para hacer compañía a la bebé o el gimnasio de juegos para entretener al niño. Y en esos juguetes sigue viva la magia como cuando se compra en tiendas.

Un juguete es el compañero de la infancia, el que relaja, activa la creatividad, acompaña, entretiene y te quiere.

Tengas la edad que tengas, juega, porque tu corazón se merece esos momentos para ser ensoñadoramente feliz.

Argenis Serrano - Twitter: @Romantistech

lunes

Mi Alma Tiene Prisa


MI ALMA TIENE PRISA

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…
Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido. Tampoco para los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a manipuladores y oportunistas.

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos...
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…
Sin muchos dulces en el paquete…
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores.

Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electas, antes de la hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una.

Mario de Andrade (Sao Paulo 1893 – 1945)

jueves

Cajita de CRISTAL


No eres muñequita,
Porque eres de verdad,
Aunque sí muy bonita,
Sublime y traes paz.
Y nadie te domina,
Tu fuerte voluntad,
Te hace y determina,
Me haces suspirar.

El sol se vuelve prisma,
Queriendo resaltar,
Tu cálida sonrisa,
Tus ojos de vitral.
Te encuentras armoniosa,
Sí debes laborar,
Reprimes al malvado,
Que quiere molestar.

Haces el bien silente,
O cuando has de hablar,
Tu ser es la vertiente,
A cascada singular;
Con ímpetu calmado,
Pero muy firme vas,
Tu éxito alcanzado,
Inspira a los demás.

Aunque pasen las horas,
Semanas y los meses,
Tú como una abejita,
Trabajas como quieres;
El triunfo has logrados,
El de la sencillez,
Pues no es rico quien hace,
Dinero cada vez,
Sino quien gana en afecto,
Honor y calidez.

Nadie te ha encerrado,
En la cajita de cristal,
Ahí yo te he encontrado,
Y te voy siempre a admirar;
Tú vez de allí al mundo,
Que está en su transitar,
Tratando como iguales,
Pues sabes respetar.

Siempre estás a la orden,
Más no a disposición,
Tú honra has defendido,
Cuán ave o cuán león;
Y cuando esa cajita,
Se cierra a descansar,
Tú imagen tan bonita,
Llevas a otro lugar.

Sabiendo que otro día,
Cumplida volverás,
A entrar en la cajita,
Donde se ganará;
Más allá de los premios,
Del hecho material,
Yo gano al contemplarte,
En tu cajita de cristal.

Argenis Serrano - Twitter: @Romantistech

viernes

Elegancia...


Con el señorío se nace, la elegancia se hace,
¡Gran obra de construir tu ser!
Sin perder tu esencia propia de mujer,
A la falsedad tu esencia deshace.

Paso seguro de firme vaivén,
De unos zapatos que realzan el paso,
Segura, precisa, persona de bien,
Camina y en acciones,
Destruye al fracaso.
No es pantalón, ni falda que hace,
Al andar darle un pícaro toque,
Es el andar de alguien que sabe,
Que su actitud no permite descoque.

Sea una blusa, camisa o demás,
La que cubre aquello que al tonto atrae,
Que olvida lo que la mujer vale,
Y qué es lo que le hace destacar;
Admirar a la mujer que porta un traje,
Sabe sólo el hombre que ser hombre, sabe,
No importa la hora, menos el lugar,
Ella al mundo con su felling sale,
Y a los multicolores hace resaltar.

Sólo la elegancia va en armonía,
Con una férrea e imbatible decencia,
Con ese estilo –referencia y guía-,
Bien devenido de su inteligencia.
Cualquier accesorio o necesidad,
Se luce coqueta con humilde gracia,
Así ha de ser observar la galaxia,
Desde el alto trono de una deidad.

Palabras, coherencia, gesticulación,
Dotes correctas de buen oyente,
Un alma que no es indolente,
En lo sagrado u obsceno, ella ve emoción.
Sin perder ese don que del vientre vino,
Y que sin poses le hace destacar,
Aún en un mundo que a los desvaríos,
Le rinden honores, como a un sultán.
Sea la prenda, sea el color,
Sea la crema o sea el perfume,
No importa lo que ella a diario use,
Reirá, llorará o tendrá seriedad,
Mostrará que es humana y centrada a su vez,
Porque ese es su aporte a la humanidad.
Sabe su elegancia y no le da stress,
Ella no es moda, es personalidad.


Prosa: Argenis Serrano - Twitter: @Romantistech

martes

Sí Hubiera...


Según la RAE, este es el pretérito imperfecto y el pretérito del verbo haber. Según otras fuentes del castellano, la lengua oficial de Castilla la vieja y que es oficial en Venezuela, la forma verbal terminada en -se (hubiese) es un alomorfo (variante formal) de la forma terminada en –ra (hubiera). Hoy alternan en casi todos los contextos y son intercambiables: No sabía que Julia hubiese ganado el torneo = No sabía que Julia hubiera ganado el torneo.
Para algunos es basado en una acción real; para otros es virtual o hipotético. Decir esa palabra en el contexto idóneo no es un error gramatical ni ortográfico, mucho menos expresivo.

Pero sí la vemos desde el corazón, la vida, nuestra construcción personal: EL HUBIERA O  HUBIESE, NO EXISTEN. Y acá, están mis alegatos.

Sí la hubiera invitado a salir, quizá hoy sería mi novia. Nada lo puede garantizar, ni siquiera el caso. No lo sabes porque no lo intentaste, lo demás es un imaginario.

Sí no hubiese salido embarazada de él, no tendrían mis hijos tanta falta de su padre. Quizá, pero tienen a su madre y no quieres ver lo bonito, lo bueno, lo maravilloso que tiene tu hijo, a ti. El amor de una madre es un valor que trasciende a la vida misma.

Sí la hubiera llamado, ella se habría detenido y entonces no habría pasado la calle justo cuando el auto la arrolló…y la perdí. Poner en tus manos el destino es rozar con la herejía. La muerte tiene métodos que francamente son inaceptables en el corazón del bien, pero su trabajo nos es indetenible. Culparte de por vida no es manera de honrar a esa persona que amabas o te gustaba.

Sí hubiese estudiado en otro lugar, a lo mejor yo sería mejor persona. Quizá tarde aprendemos que somos nosotros quienes hacemos el lugar, las ocasiones y amoldamos el entorno para no dañar ni ser dañados en lo posible. Más no culpes a otros sí dejaste entrar el mal, la tristeza, la hostilidad o un cruento estoicismo a tu corazón.

Sí hubiera ahorrado, tendría esto o aquello. Te quitas el tiempo del ya con el hubiera. Tienes vida, hazlo ya.

Si hubiera elegido a… esa elección fue en su momento y ante el fallo, recuerda que habrá más elecciones y en ellas tu participación es decisiva. Deja el mal del pasado, pisado; sólo aprende, pero no temas, mal compares ni te queden recelos o miedos. Hacer es el verdadero haber.

Si hubieses llegado antes a mí,
Quizá la felicidad fuese hoy más larga en mi vida,
Pero no, nada es antes de cuando ha de ser.
Pasas al lado de una persona siempre y hay o no contacto,
Pero llegado el momento podrá existir y comienza algo bueno.

Porque así como la muerte tiene su momento,
El ángel de la amistad, el ángel del amor, el ángel del apoyo,
Cada uno hace su trabajo en pro de concatenarnos,
De buscar en cada quien ese bien que conecte,
Esa ayuda que se requiere,
Ese aprendizaje que abre otros mundos,
Ese corazón que borra a la soledad.

El hubiera o hubiese no existen aunque se digan,
Son deseos que a veces son dominados por la anarquía,
Esa que consciente o inconsciente cada ser humano posee.

Nada es dominado por los deseos de cosas pasadas para hacer el hoy,
Solamente el hacer es válido cuando tus fuerzas se alinean,
Para que pueda haber, hay que hacer
Para hacer hay que ser y hay que ser para hacer.
Sólo el lanzarse a la melancolía, a fustigarse y al llanto no te construirán.

Querer ser el amo del destino entrelazado tampoco te hará;
Sólo nos hace el hacer y nos debemos atener a que sí no hicimos, no llorar.
Pero en la próxima oportunidad de hacer algo por el bien, haz el doble.

Lcdo. Argenis Serrano – Twitter: @Romantistech

viernes

Mundo de Sorpresas (verso libre)


Tu alma, sin comprenderlo, ya sabía...
Con tu rubor me ilumino al hablarte,
la sorpresa que le entregas a mi vida
Imposible conseguirla en otra parte.

Fue silencio y temblor nuestra sorpresa,
más ya la plenitud de la promesa
nos infundía un jubilo tan blando,
Que de pronto ya estábamos hablando,
Como si de años nuestros seres, se conocieran.

Y tu alma entendí entre palabras,
Dichas, escritas y silentes,
Esas que no entiende toda gente,
Y por eso quizá no les agradas.

Todo ser merece sorpresas,
Allí no hay discriminación,
Porque el humilde tiene corazón,
Como quien consiguió metal riqueza.

¡Ay del niño que no sabe,
La emoción de un regalo navideño,
Que no sabe que es historia ese pequeño,
Cuando el obsequio raudo abre!
Nadie puede hacerse el tonto,
De rehuirle a ese deber,
De darle sorpresa a ese ser,
Que corre el riesgo de estar roto,
Por eso mejor actuar pronto,
La fecha mas tardía es el ayer.

Tantas sorpresas son posibles,
Quizá sin el llamado materialismo,
Tan sólo salirse de uno mismo,
Y ser lógico que no limita ser libres.

Una sorpresa un helado, una sorpresa es galleta,
Una sorpresa chupeta, una sorpresa un pastel,
Una sorpresa un papel, escrito a tu puño y letra,
Una sorpresa se muestra, en un ademán de “que estés bien”.

En vuestros ojos hay escondido,
Tantas sorpresas divinas,
Sólo el bendito camina,
Tu Paraíso construido,
En la labor cotidiana,
En el cuidado a tu ser,
En tu cariño tan fiel,
Donde serafines reunidos,
Han dicho, “está escrito tu destino,
Sorprendiendo harás el bien”.

En la paz rige código rige;
Y es ser fecundo y vital,
El “líbranos de todo mal”,
Uno también se exige,
Cuidándose que quienes no viven,
Porque solo han de criticar,
Y uno no vive a la par,
De esos que no se corrigen,
Pero uno también se reescribe,
Sin perder personalidad,
Sorprendiendo a quienes te siguen,
Cuando una posición cambias,
Como hace la gente sabia,
Que sabe que todo es posible,
Que saber todo es imposible,
Y que el humano de verdad falla.

La vida te da sorpresas,
Sorpresas te da la vida,
Ya sean causalidades,
Casualidades o sumas tales,
Que muestran ya cada cosa,
Palabras o acciones tales,
Que muestran a los mortales,
Tal cual son en realidad,
Más sorprende la forma hermosa,
De tu alma por muchos querida,
Sorprendiendo con alegría,
Palabras y acciones reales,
Que muestran a los que no saben,
Que así sí vale la vida,
Sin dañar con tonterías,
Al entorno de mortales.

La sorpresa justifica,
Hasta una blanca mentira,
Que luego se matará,
Cuando muestres la verdad;
Sorprendido de tal forma,
Está el mortal que recibe,
Un mensaje increíble,
Una foto o chocolate,
Una comida que sale,
De tus manos laboriosas,
Una palabra jocosa,
Un consuelo bien sentido,
El hombro de un amigo.

Cuando la vida mal sorprende;
Sorpresa cuando se aprende,
Del error que has cometido,
Y que no has reincido,
Para poder solventar,
Una herida o malestar,
Temporal que ha caído,
¡Sorprende, que es bien sabido,
Que una alegría sin saber,
Sana y mejora tu ser,
Con la cura de saberse querido!

Lcdo. Argenis Serrano – Twitter: @Humoristech

martes

Sé que entenderás...


Mírame, sí crees en quien soy;
no dejes que el brillo de vida de tus ojos
abandonen en la oscuridad a mi corazón.
Perfora con tu mirada mis tribulaciones,
haz de esta sonata de un día más en que te pienso
la honra que mis sentidos se han ganado con su personalidad:
Y si acaso notas que el canto fluye insípido,
abónalo con el néctar de tu sonrisa franca
que el rocío de tus palabras formales,
unja cada espacio de mi alma
y sí ves una pizca de duda en mí
tómalo por favor tal cual, ya se le pasará ese traspiés;
pero no dejes que la llovizna del tedio
aleje nuestras vidas que se saben en armonía
porque lo sabes tú, lo sé yo
sólo la confianza y el valor construyen las primaveras del ser humano.

Obsérvame, retén en tus retinas cada gesto sencillo y sensato.
Haz que el calendario se confiese apresurado por ver otro día a tu existencia;
hasta que las páginas de los días no sean barreras para la formalidad del no sé qué y no sabes qué, pero que está.
Pues la tormenta de la incertidumbre y sus designios
saben de esta sensibilidad a flor de piel
Y quieren aprovecharse para hacer lo que no es lo debido, que no es más en este caso que alejarnos en lo afianzado y prohibir lo posible.

Quiero ser lo posible, lo factible, lo humanamente merecido, cuando el verbo de tu nombre y de tu esencia de mujer toma vida en un ápice del sol naciente, en la existencia cíclica del ser y estar.
No son las cuitas ni el divagar de un solitario, un bohemio o un desesperado; son por vez primera las solicitudes de un alma en calma, que encontró en otra la existencia adecuada, la pieza del rompecabezas.
Sería muy trillado hablar de sólo amor como de besos, caricias y deseo, cuando en este caso es el complemento de esas necesidades tácitas, etéreas, corpóreas y vivenciales que ensimismados tenemos, pero sabemos que deberían moverse acompasadas con otra alma, engranando perfectamente y funcionando en movimiento perpetuo, ese que la termodinámica jamás podrá copiar, el de la sincronía de las personas en su ser, estar, querer y actuar.

Lindo querube terrenal, ¡mi alma se calcina entre la lluvia! y la luz del sol no se compara a la belleza de tus ojos...

Detén en tu estoica mirada y en el corazón de la elegancia este canto de letra pesada y de intenciones de nubes; que el rubí de tus ojos plague el universo de mis horas que saben de la soledad de las campanas que son como ríos sedientos de unos besos...

viernes

Al que asa dos conejos a la vez, uno se le quema


En Venezuela, el refrán “Al que asa dos conejos a la vez, uno se le quema”, indica que sí descuidas a alguien o algo por ocuparte paralelamente en algo similar y no tienes la capacidad para sostenerlo y hacerlo, vas a perder a ambos por impericia.

Es aplicado cuando las personas buscan estudiar, laborar o ayudar a dos o más personas al mismo tiempo, no rindiéndoles como deberían y merecen, lo que hace que el aporte sea muy poco o quizá, ninguno.

Una vertiente dolorosa y execrable que se le puede adosar a este refrán popular, es el de un hombre que pretende dos mujeres a la vez, a escondidas (y a veces, hasta con conocimiento de una de las partes o ambas). Usualmente eso, además de reprochable, siempre termina mal. Es también aplicado por algunas mujeres para con los hombres.

Y es que en sus mentes está la idea de que hay que forjar en esas mujeres o en esos hombres, una competencia donde ellas o ellos son los premios principales. Quien gane se queda con su persona, pero muchas veces, nadie se queda con el amor, porque está manchado por el uso indebido del corazón.

Por el amor se lucha, pero no se compite en pruebas de cocina, trabajo, resolución de problemas y ser buena cama. Eso se ve con una persona pero tener a dos –o hasta más- personas en una evaluación, hace que el amor no exista y sólo se busque una convivencia cómoda de por vida.

Y sí ese ser realizó ello en la soltería, ¿cuántas veces no lo hará desposado?; amigas y amigos, esa mentira tarde o temprano se sabe y siempre resquebraja a la confianza, que es la aliada del amor.  Imaginen que se rompe una cerámica la cual pueden pegar y lo hacen. Pero se ven las fisuras, esa construcción de amor siempre estará signada por ello y el respeto, que quizá esté tambaleándose, pronto caerá y con él, ustedes.

Créeme hombre, buscar el amor de dos mujeres a la vez, cortejarlas (dizque) y estar con ellas en la intimidad a la vez es un falso éxito. La vida siempre pasa facturas, y quien ofende a una mujer, tiene una cuenta alta.

Por igual a ustedes mujeres, el que a los hombres les guste la intimidad con quien les dice querer compromiso y no estabiliza y que luego sabe que hay otros en discordia, les hará sentir vergüenza de ustedes mismas, de su potencial, de su corazón que es tan valioso.

Sólo puede asar dos conejos a la vez quien está pendiente de ellos y en paralelo y esos son los que trabajan su horario y cuidan su hogar; quienes ayudan al prójimo y a los suyos; quienes son garantes de la paz y se entrenan para la defensa.

No es fácil cuando dos personas llegan a tu vida paralelamente. Entonces lo que debes hacer es conversar, ser fiel y no hacerlas competir, sino ver bien en tu corazón ese clic tan necesario para existir en pareja como una cooperativa de amor. Habla con tus sentimientos, pide consejos de personas que no se vayan por lo fácil, habla con el cielo en tu alma, mente y corazón. La respuesta llegará, las palabras brotarán y te comunicarás de forma tal, que a nadie perderás, porque un amor tendrás y además, 2 amistades.

Lcdo. Argenis Serrano – Twitter: @Romantistech

Razones para una Sonrisa


No soy digno de que entres en mi casa, pero una sonrisa tuya, bastará para alegrarme. 

Por todo lo que imagino sin querer pecar y a veces, haciéndolo. Y siendo esto último sin delitos a la moral que tienes. Por todo eso, sonrío.

Cuando un niño espera su juguete en Navidad, cuando abraza a un padre que llega cansado y siente ese amor tan puro e inocente que cura cualquier mal día; por ello, sonrío.

Es tan grande la sensación de triunfo con una tarea simple y cotidiana que se ha realizado con acierto y prontitud, evitando que haya consecuencias incómodas para mí, los míos, los de fuera. Esa labor es mi propia esencia ante la obligación. Muchas veces hasta sin saberlo o querer darle un atributo de egocentrismo, por eso también sonrío.

Al ver a la joven madre que con una mano sostiene una bolsa, en la otra lleva a su mayor hija, en su pecho a su otra hija en un canguro, viendo todo lo que por delante tiene; por yo poder observar que esa niña sin saberlo está oteando el provenir y hay dos mujeres más a su lado y en su amor; esa escena me hace sonreír en paz y ternura.

El trazo del pintor urbano que sí quiso decir algo en un arte amplio. Ese que no hizo un garabateo con vandalismo, sino que entregó esa lágrima de emoción entremezclada con la pintura que alegrará la cotidianidad del marchante. Esa bendición de Dios de poder dibujar los sueños, lo sagrado, lo mundano. Eso me hace sonreír.

El abrazo de un padre y una madre que te quieren tal cual cómo eres, que aún en la carencia te siguen amando enjugados en aquella humildad y el saber que quien es digno no es por el dinero, sino porque sus manos saben crear destino, sus palabras se unen y se hacen fuertes para gritar rebeldía, su corazón no decae cuando pueda faltar el pan un día, ya que el cielo se lo repondrá luego como en el Padrenuestro es prometido. Por esos padres que te tratan como el infante que les unió en el amor, por esa gente que está cuando caes y cuando te levantas, por esos hombros y regazos donde descansas aún tu cabeza esperando de su imbatible cariño. Por ellos es que de amor yo sonrío.

Por ver la sonrisa que me atiende, que me expresa educación y cortesía, que no nace por compromiso sino por sentimiento; por esa sonrisa tuya que es tan mía y a la vez tan del mundo que merece ese sosiego, esa fuerza, ese placer y ese obsequio. Por esa sonrisa que me ayuda a enjugar las lágrimas. Por esa sonrisa que como dije me imagino de forma pagana es por mí, por esa sonrisa es que la mía existe.

Por lo que funciona, por lo que se viene, por el mal que cae como merece, por lo justo que asciende cuando se le creyó derrotado. 

Por los momentos de amistad, por los gustos en aquellos momentos de relax, por esa gente que te inspira con acciones y te hace suspirar con sus palabras. Por esas personas que son el reflejo de la humanidad real, de la humildad que se espera, por la esencia de un país, que son la idiosincrasia y el honor. Por lo que se puede adquirir y dar mayor valor que el banal dinero que lo compra. Por chocar nuestros vasos y decir salud. 

Por quien está en los momentos en que el alma como que se desinfla o el cuerpo resiente ante la enfermedad. Por aquellos que cuidan al injustamente prisionero y buscan su libertad; por quienes curan, por quienes alegran, por quienes aportan, por quienes mantienen la personalidad y se mueven astuta y sabiamente con la corriente. Por la imaginación, la puesta en escena, por las canciones y la creatividad. Por la picardía y sensualidad, por lo que pasa entre dos personas en la luz o en la oscuridad.

Por eso y mucho más, sonrío.

Y cuando puedo ser quien hace sonreír, siento que Dios me extiende la vida más. Y sí es en pro de la sonrisa, hago votos porque vivamos mucho, sea aquí o en la eternidad.

Argenis Serrano. Twitter: @Romantistech

Entradas populares

loading...