jueves

Me La Juego Por Ti

Hay quien dirá que es absurdo apostar por una persona. Quizá sí se está obnubilado por los vapores del enamoramiento sea una realidad. Pero cuando la persona demuestra integridad, sensatez, belleza espiritual y conciencia colectiva, que está por encima de las banales tentaciones y sabe errar y enmendarse como un humano correcto, esa persona vale el todo por el todo. Es tu caso, por ello me la juego por ti.


Una apuesta segura y con el mayor premio posible, como sí jugase yo en alguno de los top casinos online que son seguros y fiables; es depositar mis mayores valores: fe, esperanza, confianza, claridad, ética y verlos multiplicados al saber que tu sola esencia e integridad, son el atractivo real por el cual vale entrecruzar una vida y seguir por la senda de la misma, siendo el más afortunado de los hombres.


En el juego de la vida, existimos quienes decidimos apostarlo todo por un amor verdadero. Arriesgar el corazón, sueños y hasta su propia existencia en busca de la dicha que sólo el amor auténtico puede brindar.

me la juego por ti

Lanzarme al abismo de lo desconocido, desafiando al destino y desafiándome a mí mismo en un acto de valentía y entrega sin límites; confiado en que me la juego por ti y que en el fondo encontraré algo mágico que detendrá mi caída, me rescatará de mi osadía y me brindará una oportunidad enorme…contigo.


Porque en un camino incierto y lleno de obstáculos, quienes nos la jugamos encontramos la fuerza para seguir adelante, la esperanza para superar cualquier adversidad y la pasión que enciende nuestras almas; ese porqué o chispa divina que te explica el motivo de estar en este mundo, en este momento y lugar.


No importa si el destino no nos sonríe tal cual esbozamos en nuestras mentes o nos juega una mala pasada que ponga a prueba nuestro carácter real, porque el amor nos brinda la fortaleza para afrontar cualquier desafío.


Jugárselo todo por un amor es un acto de fe inquebrantable en la magia del corazón humano, en la capacidad de transformar vidas y de trascender más allá de las circunstancias, ¿No es suficiente motivo para actuar -a la par de decir- que me la juego por ti?


Tu amor, presencia, dignidad, constancia, dulzura, humildad y férrea disposición a hacer lo correcto, obviamente que me dan la fuerza y seguridad para renunciar al miedo y abrazar la posibilidad de un amor puro y sincero que recíprocamente ilumine cada rincón de nuestras vidas.


Así, en ese arriesgado juego de amor, encontraremos la plenitud, felicidad y la eternidad en la Tierra, sustentada en todo aquello que solo el amor verdadero puede ofrecer y derivar.


Y aunque el camino sea duro y tortuoso, sabremos que cada paso valió la pena, porque nada se compara con la alegría de jugarlo todo por un amor que cambia en un instante todo vestigio de ominosa oscuridad, decepción y soledad.


En el tablero de la vida, las piezas se mueven con cautela, cada paso es un latido, cada decisión una estrella. Pero hay un juego distinto, que desafía toda razón, donde el premio es un corazón y la apuesta es la pasión.


Es el amor ese misterio que nos llama a la aventura, a lanzarnos sin paracaídas en una búsqueda sin censura. Es jugarse cada sueño, cada instante, cada día, por la promesa de un beso, por la dulce melodía de corazones acompasados contra los discordantes sonidos de un mundo que no se halla ya a sí mismo.


Apostar todo al rojo, al número de tu sonrisa, dejar que el destino decida si habrá dolor o brisa. Es un all-in valiente, donde el alma se desnuda y en la ruleta del sentir, solo una verdad se escuda.


Porque amar es un riesgo y a la vez un salto al abismo, lumpen o bucle metafórico donde se puede encontrar a otro ser similar, que nos brindará un segundo optimismo.


Me la juego por ti porque eres señal de fe y de hecho y concepto, la fe real y bien sustentada es un valor inquebrantable que en medio de la tormenta es la luz que nos guía cuando la noche tormentosa se presenta.


Y así, se juega todo por un amor verdadero, porque en el juego del querer el corazón es el banquero. Y aunque a veces se pierde y el dolor nos visita, vale la pena el riesgo por la historia infinita.


Así que aquí me tienes, apostando sin medida al gran premio que es tu existencia y la cuantía de tus arraigados valores; y me la juego por ti porque en el amor, mí adorada, se encuentra la verdadera vida.


Argenis Serrano 

viernes

Mi Segundo Primer Amor

mi segundo primer amor

En el vaivén de la vida, entre encuentros y despedidas, hallé a mi segundo primer amor. No fue un amor forjado en la ilusión de la perfección, sino en la sinceridad de lo auténtico. Encontré en ti la calidez de lo real, la esencia de lo que verdaderamente buscaba en alguien.

 

En mi mente aún resonaban los ecos de la primera historia de amor, donde la imagen idealizada de la persona me cegaba ante las imperfecciones y la realidad. Pero llegaste tú, rompiendo esa ilusión y mostrándome que la verdadera belleza reside en la autenticidad.

 

En tu sonrisa descubro la honestidad de tus sentimientos, en tus gestos la ternura que emana de lo genuino. Eres la persona que encaja perfectamente en el rompecabezas de mi corazón, sin necesidad de forzar piezas ni encajar a la fuerza.

 

Contigo he aprendido que amar no es idealizar, sino aceptar a la persona tal y como es, con sus virtudes y sus defectos. En cada momento a tu lado reconozco la sensación de plenitud, de haber encontrado lo que, sin saberlo, siempre estuve buscando.

 

Mi segundo primer amor es, sin duda, la representación viva de lo que anhelaba en alguien, más allá de las expectativas creadas en el pasado. En tus brazos he descubierto una nueva forma de amar, una conexión profunda y verdadera que trasciende las barreras de lo superficial.

 

Así, entre risas compartidas y complicidades reveladas, construimos juntos un futuro lleno de complicidad, respeto y cariño sincero. Mi segundo primer amor, eres tú, la persona que llegó para mostrar que el amor verdadero se encuentra en la autenticidad y la conexión profunda entre dos almas afines.

 

En la penumbra de un recuerdo se desvanece la figura de mi primer amor, aquel espejismo de perfección que el tiempo y la verdad se encargaron de desvanecer. Ahora, en la claridad de mi presente, surge la silueta de un nuevo comienzo, mi segundo primer amor, real y tangible.

 

No es un reflejo de sueños juveniles ni una quimera adornada con joyas de ilusión. Es la personificación de lo que siempre anhelé: una conexión profunda, un entendimiento mutuo que trasciende palabras y miradas. Alguien que comprende mis silencios y celebra mis palabras, que no teme a la imperfección y encuentra belleza en la autenticidad.

 

Mi segundo primer amor no vive en un pedestal, no es una obra de arte intocable, sino un compañero de viaje, un aliado en cada batalla, un confidente en los días de duda. Es la mano que se extiende no solo en los momentos de alegría, sino también en los abismos de tristeza.

 

Este amor no es una fuga de la realidad, sino un compromiso con ella. No busca cambiar mi esencia, sino que la abraza con todas sus fuerzas. Es un amor que se construye día a día, con respeto, con paciencia, con la certeza de que lo que nos une es más fuerte que cualquier desafío.

 

Olvido por honor al pasado, por reconocer que lo que fue ya no tiene cabida en lo que soy. Por motivos de incompatibilidad, dejo atrás una idealización para abrazar una verdad más dulce, más sincera. Mi segundo primer amor es la promesa de un futuro compartido, la certeza de que lo mejor no estaba al principio, sino en todo lo que está por venir.

Argenis Serrano 

martes

Cómo Rechazar a Un Hombre

Cuando un hombre se enamora, hace de todo para llegar al corazón de su amada; pero ninguna mujer está obligada a corresponderle si no le gusta y le toca evadirle. El dilema es cómo rechazar a un hombre sin herirle, en especial cuando una mujer es noble.

cómo rechazar a un hombre
 

Para ello, haremos un planteamiento ya frecuente en esta sociedad de redes sociales, donde un hombre, quizá por wasap plus u otra red social, envíe una carta a su enamorada, de la siguiente forma:

 

¡Hola [Tu nombre]!

Espero que al recibir este mensaje te encuentres bien y que mis palabras te generen una sonrisa en el alma.

He estado pensando mucho en nosotros y en cómo cada conversación que tenemos me deja con ganas de más.

Tus palabras siempre encuentran la manera de iluminar mi día, pero siento que hay tanto más que las palabras por sí solas no pueden expresar. 

Me encantaría invitarte a salir y compartir un tiempo juntos, cara a cara. Creo que hay una chispa entre nosotros y ella merece la oportunidad de convertirse en una llama. ¿Qué te parece si exploramos esta conexión en persona? Podríamos ir a tu lugar favorito, donde el ambiente es perfecto para una conversación íntima y sincera. 

Quiero que veas quién soy realmente, más allá de los mensajes de texto. Quiero que conozcas mi sonrisa genuina, mi risa y las expresiones refulgentes que solo tú puedes provocar. Estoy seguro de que juntos podemos descubrir una nueva profundidad en nuestra relación (de amistad al siguiente paso). 

Espero con ansias tu respuesta y la posibilidad de un encuentro que, estoy seguro, será el inicio de algo hermoso. 

Con cariño,

[Su Nombre]

 

Quizá fue demasiado melosa o quizá no; lo cierto es que cuando el corazón dicta, eso es. Pero si tu corazón no corresponde a ello (la carta en su estilo) y/o a él (como persona o más bien como hombre), toca decantarse entre el silencio o la respuesta.

Una verdadera dama se decanta por buscar la forma ética de cómo rechazar a un hombre con firmeza pero no con ruindad.

Allí te toca trabajar en los mismos términos (un mensaje a través de las redes sociales), el cual, sí te encuentras en esa situación, te esbozo a manera de ejemplo y que tú puedes reacomodar en base a tus sentimientos y situación, además de mucho de tu verdadera personalidad, la que te dará la fuerza para saber cómo rechazar a un hombre con palabras escritas y acordes a tu verdadero sentir.

 

Este es el modelo de carta adecuado a la premisa de este artículo sobre cómo rechazar a un hombre:

¡Mis saludos a ti, Amigo [Este es un preámbulo que le preparará a lo que viene, mejor que colocar el nombre de él]!

Antes que nada, quiero agradecerte por tu honestidad y el valor que tuviste al compartir tus sentimientos. Es algo que realmente aprecio y respeto y me hace sentir realmente halagada y afortunada de contar con alguien como tú, que es capaz de expresarse con tanta sinceridad. 

Quiero ser igual de honesta contigo. Valoro mucho nuestra amistad y la conexión que hemos construido. Sin embargo, siento que debo ser clara en cuanto a mis sentimientos que me han dado clara muestra de que nuestra relación no ha avanzado ni avanzará más allá de la amistad que ya compartimos.

Espero que puedas entender que esta decisión viene desde un lugar de respeto y cariño hacia ti. Me encantaría que nuestra amistad continúe como hasta ahora, llena de apoyo mutuo y buenos momentos. Eres una persona increíble y sé que encontrarás a alguien que pueda corresponder a tus sentimientos de la manera que mereces, la cual te aseguro, no la siento (y amar, es sentir).

Con aprecio,

[Tu Nombre]

 

Es importante que ese mensaje por cualquiera de las redes sociales que utilicen sea igual que sí escribieras a puño y letra una carta personalizada; y que esta refleje los sentimientos genuinos emergidos de ti, la persona que la envía.

Mantener un tono respetuoso y considerado puede ayudar a preservar la amistad existente a la hora de buscar cómo rechazar a un hombre, porque se busca evitar algo que no se siente, pero no de evitar algo que ya existe y que no puede ver este suceso como un traspiés (refiriéndonos obviamente a la amistad).


Cómo rechazar a un hombre: Manera de manejar la situación si él insiste o se siente herido ante tu respuesta

Manejar una situación en la que alguien se siente herido o insiste después de expresar tus sentimientos puede ser delicado; aquí te brindo algunas sugerencias para hacerlo con cuidado y respeto:

Mantén la calma y la empatía: Es importante recordar que es natural sentirse herido cuando los sentimientos no son correspondidos.

Trata de ponerte en su lugar y maneja la situación con la mayor empatía posible.


Reafirma tus sentimientos con firmeza equilibrada con tu natural amabilidad: Si él insiste, puedes reiterar tus sentimientos de una manera que sea clara pero considerada. Por ejemplo:

“Entiendo que esto no es fácil de escuchar, y lamento si te he causado dolor. Sin embargo, creo que es importante ser honestos el uno con el otro y mis sentimientos no han cambiado. Valoraría mucho si pudiéramos continuar siendo amigos, pero entiendo si necesitas tiempo y espacio”.

 

Establece límites claros, es la manera justa de cómo rechazar a un hombre: Si sientes que la situación lo requiere, no dudes en establecer límites claros. Puedes decir algo como:

“Realmente aprecio nuestra amistad y me gustaría que continuara, pero también es importante para mí que respetemos los sentimientos del otro. Espero que puedas entender mi posición y que podamos seguir adelante manteniendo el respeto mutuo”.

 

Ofrece espacio si es necesario: A veces, la persona puede necesitar tiempo para procesar sus emociones. Puedes sugerir un breve descanso en la comunicación e interacción si crees que podría ayudar a ambos a manejar mejor la situación.


Evita dar falsas esperanzas: Es crucial no dar señales mixtas o falsas esperanzas. Sé honesta sobre tus sentimientos y evita hacer comentarios o solicitudes que puedan ser malinterpretados como brechas de oportunidad.


Recuerda que cada persona es diferente y puede reaccionar de manera única. Lo más importante a la hora de enfrentar el cómo rechazar a un hombre es comunicarte de manera honesta y respetuosa, manteniendo siempre la consideración por los sentimientos de la otra persona y recordarle que el amor o es mutuo o no funcionará y que nadie obliga a otro a amar o sentir lo que no es.

 

¿Cómo superar la incomodidad después de esta conversación?

Este es un proceso que requiere tiempo y autoconciencia, teniendo presente que es algo difícil porque involucra a los sentimientos y éstos pueden alimentar o hacer estragos en una persona. Aquí tienes algunas sugerencias que podrían ayudarte:

Acepta tus sentimientos: Reconoce que es normal sentir incomodidad después de una conversación así. No te juzgues por tus emociones.


Reflexiona sobre la experiencia: Tómate un momento para pensar en lo que sucedió y cómo te sientes al respecto. Esto puede ayudarte a procesar tus emociones y a encontrar claridad, además de saber cómo rechazar a un hombre que llegue más adelante, con más tacto, pero con la veracidad de esta ocasión.


Distrae tu mente: Realiza actividades que disfrutes y que te ayuden a relajarte. Leer un libro, hacer ejercicio o practicar un hobby pueden ser buenas opciones.


Habla con alguien de confianza: Compartir tus pensamientos y sentimientos con un amigo cercano o un familiar puede proporcionarte una perspectiva diferente y apoyo emocional.


Escribe tus pensamientos: A veces, escribir lo que sientes puede ser una forma terapéutica de lidiar con las emociones y dejar ir la incomodidad de la manera de cómo rechazar a un hombre que hayas aplicado.


Practica la gratitud: Centrarte en las cosas positivas de tu vida y en lo que agradeces puede mejorar tu estado de ánimo y reducir la incomodidad.


Medita o practica mindfulness: Estas prácticas pueden ayudarte a centrarte en el presente y a disminuir la ansiedad o el estrés que puedas sentir.


Dale tiempo al tiempo: A veces, simplemente se necesita tiempo para que las cosas vuelvan a la normalidad y para que la incomodidad desaparezca.


Recuerda que es importante cuidar de ti misma y darte permiso para sentir lo que sea que estés sintiendo. Con el tiempo, la incomodidad disminuirá y podrás mirar hacia atrás en esta experiencia como un momento de crecimiento personal y algo que debió ser, para no llegar a cometer un error que involucraría a 2 personas valiosas.


Argenis Serrano 

jueves

África...

África


En la vastedad, bajo el cielo estrellado,

donde los ecos de tambores lejanos resuenan,

anhelo las melodías que el viento llevó,

susurros de una tierra que nunca olvidaré.

 

La lluvia bendice, cae sin cesar,

sobre la sabana, la tierra de sueños dorados.

Es el ritmo, es la vida, el latido ancestral,

que en mi corazón, por siempre retumbará.

 

En cada amanecer, veo tu luz brillar,

África, tus misterios no dejaré de buscar.

Es tu voz en la lluvia, el canto del mar,

la promesa de aventuras que está por llegar.

 

Recuerdos de tus noches junto al fuego ardiente,

historias contadas con la luna presente,

son los ecos de un tiempo que se quiere quedar,

en la memoria de aquellos que saben escuchar.

 

La sabiduría de la tierra en cada grano de arena,

el suspiro del viento, la paz que serena.

África, en tus vastos horizontes me perderé,

y en cada gota de lluvia, tu esencia beberé.

 

En las llanuras de África dorada,

Donde el sol besa la tierra amada,

Se escucha el rugido del león al atardecer,

Un canto ancestral que invita a no temer.

 

Surcando ríos de aguas cristalinas,

Entre bosques de belleza divina,

Un elefante majestuoso camina con gracia,

Bajo la luna que ilumina su esbelta estampa.

 

Enlazados por la red de la naturaleza,

Hermanados en una eterna belleza,

Los colores de la tierra se fusionan en armonía,

Como una sinfonía que embriaga al alma y la guía.

 

África, tierra de encanto y misterio,

Donde la vida late con fulgor y serio,

En tus paisajes milenarios descansa la historia,

De un continente vibrante que despierta la gloria.

 

Desde el Kilimanjaro hasta el río Nilo,

En la sabana se esconde un hilo,

Un lazo invisible que conecta al hombre con la tierra,

Recordándonos que en este mundo, todo se aferra.

 

En cada brisa que acaricia la sabana,

En cada estrella que ilumina la mañana,

Resuena el eco de la vida en su esplendor,

África, tesoro ancestral del que somos su amor.

 

Argenis Serrano 

martes

Regalar un Teléfono Android

¿Sabían que hay parejas temerosas de regalarle un teléfono Android a su novia o novio, por el temor a perderles luego y vivir la sensación de que les quitaron dicho dispositivo?

A esas personas inseguras y materialistas les digo: ustedes son también parte de esa debacle del amor y la vida les hace pagar con lo que parece dolerles más: El dinero y el no poder influenciar a nadie a su antojo.

Si bien hay que tener un predio de tiempo, de conocerse, convivir y afianzarse para realizarse regalos, una vez comenzado ese compartir mutuo, nada debería de causarles inseguridad, incertidumbre y aversión a ser detallistas.

Les recuerdo, que regalar un teléfono Android es una inversión monetaria solamente. La inversión real en una relación de pareja, no se mide en cosas ni dinero, sino en acciones, compañía, pundonor y originalidad para mantener activos y con la llama de la pasión siempre viva.

regalar un teléfono android
 

Usar el teléfono Android racionalmente

En un artículo de mi blog Catolistech, donde realizaba recomendaciones sobre Oraciones Diarias en tu Teléfono Android, enseñaba a buscar las aplicaciones adecuadas para elevar el ímpetu por la espiritualidad, el perdón, la petición, la demostración de respeto y amor a Dios.

Porque todos requerimos de una guía de inspiración total para hilvanar las mejores expresiones.

Y gracias a descargar la Google Play Store en el teléfono Android, millares de usuarios reciben diariamente mensajes novedosos, sentidos y que despiertan pensamientos y emociones para profesar el amor a Dios y a todas sus creaciones, que incluyen incluso la evolución tecnológica, comunicacional y fraterna en el mundo, más allá de las fronteras.

Esto también aplica para los mensajes de amor y amistad que son millares en la Internet, pero más condensados, mejor presentados y hasta intuitivos para cada ocasión que nos atañe, gracias a diversas apps para Android.

Cuando se regala un Teléfono Android, se crea un vínculo y una oportunidad de aumentar la comunicación entre las partes.

Eso sí, jamás agobiando, monitoreando o rastreando a la contraparte. Ambos son pareja, pero son vidas individuales y únicas que en sus diversos espacios de soledad, se respetan y a su vez, se desplazan con libertad para luego, expresarle sus acciones, emociones, sentimientos, cuitas o proyectos a la persona que compartirá los triunfos o ayudará en sus sinsabores: su pareja.

Un teléfono Android no puede ser una atadura sentimental o actitudinal. Ni chantaje ni manipulación de cualquier índole. Es un obsequio de amor para que se desenvuelva a su gusto y pueda ver ese montón incalculable de cosas que la Internet ofrece, además de poder realizar llamadas y mensajes SMS, dos valores que jamás deben ser desplazados, rechazados u olvidados en todo teléfono Android.

 

Amor es…

Respeto, comprensión, apoyo, espacio, comunicación, empatía, ánimo, entendimiento, sorpresa, construcción y reconstrucción, picardía, originalidad, pesares o abatimientos a resolver, espacio, descubrimiento.

Desde cualquier lugar se puede decir y hacer sentir, en especial en este mundo globalizado y lleno de tecnología que permite que en tiempo real y con aplicaciones gratuitas, puedan romperse las barreras comunicacionales y hallar espacios para demostrar el amor puro que se siente, sin que la distancia importe.

Un teléfono Android es más empático gracias a las diversas aplicaciones personalizadas, legales y prácticas que hay en la Google Play Store, incluso permitiendo que sólo existan enlaces entre hombre y mujer que son pareja (también aplica para la comunidad LGBTI+).

Así, lo que se escribe, se graba en audio o video y aquellas “fotos picantes”, que se envían, quedan encriptadas y seguras entre dos personas con el mismo sistema operativo y aplicación instalada.

El amor se ve en los dispositivos, pero viene de la propia fuente del corazón, mente y espíritu. El medio es el ayudante para que el mensaje se vea y es el alma el que realmente lo recibe, siente, interpreta y contesta.


No, no es cursi ni equivocado el esforzarse para regalar un teléfono Android

Romantizar o revalorizar los regalos puede ser algo peligroso, ciertamente. Pero ello resulta cuando una de las partes lo banaliza o lo hace primordial; lo material se recupera, pero el amor, la confianza y el respeto, difícilmente.

De allí que el acto de regalar un teléfono Android y observar de manera tácita e inusual todo lo que se puede lograr con él para la relación de pareja, dicho con amor y alma de poeta, no es cursilería, sino ese no sé qué, que el amor le permite a quienes se han encontrado en esta vida para tenerse.

Y en muchas ocasiones, dicho dispositivo celular será observado como lo que es: El fruto del trabajo fecundo y creador, el ahorro, la distribución de las ganancias que se tiene y que se regala para que la otra parte sonría con un objeto, pero que por dentro esté mayoritariamente feliz, porque recibió un regalo ideal, de la persona ideal.

Los regalos son una parte de aquello que expresamos, una muestra material; pero el contenido real de lo que se hizo o se pensó o sintió para adquirirlo, envolverlo y crear las condiciones para obsequiarlo, es lo que verdaderamente le crean su carácter de invaluables, así hayan costado X cantidad de dinero.

Cuando se da un regalo como un teléfono Android, es que el amor tiene verdaderos puntos para crear asideros a futuro. Sólo queda trabajar en los dos para atarlos y entretejer perfectamente sus vidas.

Regala con conciencia y corazón, verás que el regalo será igual de bueno para ti, aunque seas tú quien lo está dando.

Argenis Serrano 

Entradas populares