martes

Tu nacimiento es el mío también...

Hasta quienes han dicho haber cometido el error de engendrarles de manera irresponsable, saben que la segunda oportunidad, es criarles.

No hay pariente que aún con la molestia de no ver en sus hijos lo que ellos querían, comience a ver el mundo de manera más plácida ante la belleza que Dios le otorga.

¡Oh bebé, que hoy abres los ojos y nos dejas verte! Provoca besarte, provoca comerte, cuidarte, mimarte y jamás perderte!

Tomás mi dedo con tu manito y sin saberlo, estás tomando mi vida toda que es tuya. Ambos nos adueñamos y compartimos por igual. Nos toca aprender, crecer y crear, en pos del bien y combatiendo cualquier mal.

Todo tu ser es la alegoría al cielo, ya que tú eres 1 pedacito del mismo, que creció como cuerpo en el vientre materno, a la par de crecer como alma en el seno del Señor.

Tu sonrisa, tus movimientos, tu esencia y crecimiento, son desde ahora en todo momento, el fin de cualquiera de mis lamentos.

Tu amor bebé, se manifiesta en tu sola presencia, gracias por obsequiarme del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...