domingo

Hacerse el Amor a Distancia...

Es amor, amor verdadero; religión y un credo a diario, aliento que duerme en la distancia, nace en el corazón y se extiende en la inmensidad del cielo... el mismo cielo para los dos.

Amor verdadero, sollozos que en la lejanía se convierten en la peor de las agonías, un te amo que se vuelve eco y que te ayuda a levantarte de la cama en los días que ni de abrir los ojos tienes ganas.

Amor verdadero, esperanza austera envuelta en locura, delirio, ilusión eterna y pasión desmedida. Amor en la distancia; amor sincero, besos guardados en el baúl, palabras dulces, conversaciones grabadas en la memoria, caricias al aire que viajan a través del pensamiento.

Amor a distancia; amor verdadero búsqueda incansable quiera el destino, forjar el camino que lleve dos vidas...y las mantenga unidas.

Amor a distancia, lo hay para algunos, no lo hay para otros. Unos que un celular o computadora mantiene bajo su ayuda; otros que un vehículo acerca. Otros que se derrumban porque no se quisieron hallar.

Pasión a distancia; un flirteo con lo prohibido, un juego de seducción similar al amor, entre dos personas que por algún modo se conocieron y buscan tenerse y hacerse el amor para regresar a sus ciudades después, con su vida diaria marcada de un momento y hecho que les dejará su picante en la boca.

Hacerse el amor a distancia, sentirse sin estar, sólo con sus manos y la voz vía celular; donde la mente, palabras y oídos son la guía del sentido tácito del placer. Haciendo puntos para el encuentro antes descrito.

Entre dos, la distancia se hace menos, mientras más formas busquen de surcarla…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...